¿Qué es el jogging? Cómo empezar, y beneficios de este deporte

Te explicamos todos los secretos de esta forma de running suave.
Jogging

Moverse de cualquier manera ayuda a tener salud y bienestar. Hay muchas posibilidades para realizar actividad física, y una de las más simples es hacer jogging.

La palabra “jogging” ha llegado desde el mundo anglosajón y parece que es para quedarse. De todos modos, en español ya existía una expresión para designar esta simple actividad física. Y es que se refiere, a nada más y nada menos, que a trotar.

¿Qué es el jogging?

Trotar o “ir al trote” muchos pensaran que es un modo de correr. En realidad no es exactamente así, pues estaría entre correr y caminar rápidamente. No existe una definición estándar, pero podríamos decir que el jogging es correr a una velocidad muy moderada, que no supera los 10 kilómetros por hora.

La baja velocidad de ir trotando hace que haya más superficie lateral de pisada que cuando se está corriendo. También puede llegar a ser una diferencia el tiempo total de la actividad, puesto que la persona puede estar más rato haciendo jogging que corriendo, por lo que muchos lo ven como un ejercicio para entrenar la resistencia

Requisitos para trotar

El jogging es adecuado para todas las edades, pero hay ciertos requisitos a tener en cuenta para disfrutar de esta actividad.

1. Conocer el estado general de salud

Lo primero es verificar el estado general de salud. Para hacer cualquier actividad física que implique esfuerzo hay que tener un corazón sano. Si hace tiempo que no haces ejercicio, lo más aconsejable es que primero hagas un control médico deportivo.

2. Sobrepeso

La segunda condición física que no debe subestimarse es la de no tener sobrepeso. Se considera que no se debe exceder a un índice de masa corporal de 28 para trotar. El sobrepeso causa un estrés mecánico excesivo en las articulaciones, además de comprometer al sistema cardiovascular.

3. Edad

Si tienes cierta edad, también debes estar seguro de que las articulaciones de las caderas, las rodillas y los tobillos pueden resistir el estrés de trotar.

4. Caminar rápido como alternativa

Si sufres de algún problema relacionado con los temas anteriores, la mejor alternativa para hacer actividad física es caminar rápido. No hay que dejar de hacer actividad física, pues esa siempre va a mejorar nuestra salud y condición. Si no nos movemos nuestra salud empeora.

Técnica

Hacer jogging es muy sencillo, pero sí que se debe respetar un mínimo de técnica. Se repiten movimientos y si no hacemos bien el movimiento podríamos incentivar ciertas lesiones.

Durante la carrera, todas las partes del cuerpo deben tener una posición adecuada y coordinada con el resto:

  • El tronco debe estar alineado con los pies y la cabeza recta.
  • Los brazos deben seguir el ritmo de las piernas.
  • Las piernas deben mantenerse ligeramente dobladas y elásticas.
  • Los pies reciben el impacto del suelo y no se deben colocar con la punta ni hacia afuera ni hacia adentro.
  • La respiración es esencial. Es necesario respire profundamente para mantener el ritmo correcto.

Cómo empezar

Parece muy fácil empezar a trotar sin más, pero podríamos dejar de tener en cuenta algunas ideas muy importantes. Sin ellas la actividad puede volverse a la contra por simples detalles. Por ejemplo, empezar demasiado fuerte es perjudicial para nuestra salud y para nuestra motivación futura.

Intensidad y frecuencia

Para empezar a hacer jogging hay que hacerlo con calma. Como pasa con todas las disciplinas deportivas, la regla es la gradualidad es muy importante.

Al principio se pueden limitar las salidas a unos 20 minutos cada dos días, alternando la carrera con momentos para caminar. Ya más adelante se va aumentando gradualmente la duración. Un objetivo realista es el de llegar a tres salidas semanales de una hora a partir del primer o segundo mes.

Calentar y estirar

Antes de empezar cada sesión siempre es aconsejable hacer un breve calentamiento, como caminar a paso ligero durante unos minutos. Comenzar gradualmente prepara el cuerpo para la actividad y reduce el riesgo de accidentes. Ya cuando acabamos es útil hacer algunos estiramientos.

Consejos

Para que la práctica del jogging sea una actividad saludable y placentera, es mejor tener en cuenta ciertos consejos.

1. Superficie

Sería mejor practicar trotar en un camino de tierra y no en el asfalto. La superficie del asfalto es muy rígida. Causa reacciones negativas que no son saludables para los tendones y las articulaciones de los pies, las piernas y la espalda.

2. Entorno

Como el trote estimula una respiración más profunda, se deben evitar las carreteras con mucho tránsito. En las zonas contiguas a las carreteras hay más contaminación en el aire, mejor escapar de la ciudad e ira a correr en una zona libre de humos.

3. Tiempo

Es aconsejable trotar evitando las horas inmediatamente posteriores a la comida, así como aquellas horas en las que haga mucho sol.

4. Hidratación

Para entrenar es muy necesario cuidar el tema de la hidratación. Beber un par de vasos de agua media hora antes de correr generalmente es una buena idea.

5. Ropa

Para hacer deporte lo mejor es utilizar ropa que esté hecha con tejidos transpirables. Tiene que ser cómoda, ni muy ancha ni muy estrecha, y adecuada para las condiciones ambientales.

6. Calzado

El calzado es el accesorio más importante, y no hay que descuidarse en términos de calidad. El zapato está hecho de varias partes y es el equilibrio correcto de estas partes que garantiza la estabilidad de la espalda y la absorción de golpes debido a los pasos durante la carrera porque también depende de la salud de nuestras articulaciones.

7. Compañía

Viendo que a menudo para un principiante es difícil encontrar los incentivos para salir a correr, puede ser útil encontrar un amigo con quien compartir la fatiga y las alegrías de la carrera.

Por qué vale la pena hacer jogging

Trotar o hacer jogging está completamente libre de imposiciones de horarios. No requiere inscribirse en el gimnasio o quedar a cierta hora con gente, basta con empezar y adoptar el ritmo que se desee, sin exagerar.

Por otro lado, no se necesita inversión económica. Tener ropa y zapatos adecuados basta para adecuada y los zapatos adecuados, puede redescubrir la alegría de trotar.

Referencias bibliográficas

  • Bowerman, W.J., Harris, W.E. y Shea, J.M. (1967). Jogging, New York: Grosset & Dunlap
  • Dreyer, D. (2008). Chirunning. USA: Simon and Schuster
  • Martin, C. K., T. S. Church, et al. (2009). Exercise dose and quality of life: a randomized controlled trial. Arch Intern Med 169(3), 269-78.
  • Tanaka, H. y Jackowska, M. (2016). Slow Jogging. Skyhorse Publishing
TÓPICOS
Deporte

Bernat nació en Barcelona en 1987. Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona y máster Erasmus Mundus "Work, Organizational and Personnel Psychology (WOP-P)" por la Universitat de Barcelona y la Universidade de Coimbra en Portugal. Políglota y con formación adicional en nutrición, coaching y psicología evolucionista, tiene experiencia en psicología clínica y en recursos humanos. Actualmente es director de contenidos de MedSalud.com.