Mentalidad ganadora: 10 cualidades clave para alcanzar tus objetivos

Para llegar hacia donde te propongas hay que tener muy presente que existen ciertos principios básicos.
Mentalidad ganadora: 10 cualidades clave para alcanzar tus objetivos

Para alcanzar el éxito en ciertos ámbitos de la vida hay que tener una mentalidad fuerte y ganadora. Aún así, hay muchas veces que se asocian estas características con ser alguien sin escrúpulos. No tiene porqué ser así, y es que a pesar de vivir en una sociedad individualista no es necesario ser avaricioso o un egoísta para conseguir lo que nos proponemos.

En este artículo vamos a ver cuáles son las cualidades que hay que desarrollar para tener una mentalidad ganadora y alcanzar nuestros objetivos. Para triunfar en nuestros propósitos existen una serie de consejos que no hay que olvidar y que te presentamos a continuación.

Las 10 cualidades para tener una mentalidad ganadora (y alcanzar nuestros objetivos)

Tener una mentalidad ganadora significa trabajar para alcanzar los objetivos que uno se propone. Esto puede parecer algo muy obvio, pero desafortunadamente la mayoría de personas tienen problemas en aplicar esta idea.

Nuestra mente tiene tendencia a boicotear nuestros propósitos mediante excusas y razonamientos trampa, los cuales muchas veces impide ser auténticos ganadores. A continuación veremos cómo mantenernos firmes gracias a una serie de cualidades permiten tener una mentalidad ganadora y alcanzar objetivos.

1. Identificar objetivos

El primer paso para ganar no hay duda que es proponerse objetivos. Si no sabemos identificar qué queremos no podemos hacer los pasos necesarios para conseguir lo que en realidad deseamos. Es normal tener dudas acerca de hacia donde se dirige nuestra vida, pero es precisamente por eso que lo mejor a veces es parar y preguntarnos si estamos haciendo lo que queremos.

Una buena manera de identificar nuestros deseos es escribir nuestros objetivos en una hoja en blanco. Se trata de un ejercicio que permite visualizar lo que realmente deseamos, y a partir de ahí es más fácil establecer metas.

2. Planificar

Una vez hemos identificado el "qué" los que hay que hacer es pensar en el "cómo". Esto es algo que a veces sencillamente no podemos saber. Pero esto no es motivo para abandonar nuestras ilusiones; hay que elaborar un plan de acción.

Si vamos representando en nuestra mente los caminos que deberemos tomar para conseguir nuestros objetivos estaremos más cerca de ellos. Otra vez es muy útil vaciar nuestros pensamientos en un papel para que nuestra mente no divague.

3. Informarse

No siempre disponemos de toda la información. A veces deberemos preguntar o pedir ayuda para entender cómo debemos proceder o qué posibilidades hay para ver cumplidos nuestros deseos.

A la que tenemos eso es mucho más fácil luchar para conseguir nuestras metas o para no acabar luchando una batalla que no era para la que nos estábamos preparando. Si tenemos que acudir a terceros no debemos tener vergüenza porque la gente ganadora sabe que es algo normal.

4. No tener temor al fracaso

Quien se lanza a por sus objetivos es consciente de que en algún momento fallará. Pero la persona con una mentalidad ganadora tiene una cualidad para alcanzar sus objetivos que es fundamental: entiende el fracaso como parte del proceso.

No hay persona que haya alcanzado el éxito que no haya causado ningún error. La persona ganadora acepta que en muchas ocasiones va a fracasar pero que esto es parte del camino. Hay que perder algunas batallas para ganar la guerra.

5. Levantarse en caso de caída

La persona con mentalidad ganadora sabe que después de una caída hay que levantarse. Esto está directamente relacionado con el punto anterior, y es que levantarse después de un tropiezo se entiende como parte del proceso.

Si abandonamos nuestra lucha a la que se presentan algunas adversidades nuestro esfuerzo inicial e ilusiones serán en vano. La recompensa es valiosa y vale la pena volver a levantarse.

6. Errores como fuente de aprendizaje

No dejamos el tema del fracaso, y es que considerar el error es fundamental también para que alguien con mentalidad ganadora pueda hacer efectivos sus deseos. Equivocarse en una fuente de aprendizaje esencial para llegar a ganar.

Por ejemplo, la gente emprendedora sabe esto y no se conforma en pasar de página cuando ha habido un fracaso, sino que lo estudia y lo vuelve a intentar. La mayoría de emprendedores han fallado en sus primeros proyectos empresariales.

7. Disposición para salir de la zona de confort

Sin duda este punto es muy importante para quien quiera tener una mentalidad ganadora. La victoria no se consigue a través de la comodidad. A veces debemos salir de nuestro ámbito de seguridad y asumir cierto estrés para poder alcanzar nuestros objetivos.

Por ejemplo, hay personas que deben salir de su país para poder desarrollarse profesionalmente, lo cual nunca es una opción cómoda.

8. No poner excusas

Todos tenemos tendencia a buscar razonamientos lógicos para no hacer ciertas cosas. Es un hábito que desde la psicología evolucionista se sabe que es una estrategia para preservar tu energía, pero los ganadores tienen que ir más allá.

Procrastinar o pensar demasiado nos impide tomar las riendas de nuestra vida. Hay que evitar estas formas de ser indulgentes con nosotros mismos y paralizar nuestra actividad para luchar por lo que realmente queremos conseguir.

9. Tenacidad

Las personas con mentalidad ganadora tienen en la tenacidad una de sus mejores cualidades. Para alcanzar sus metas saben que hay que ser constante para avanzar. Hay personas que tienden a dedicarse intensamente durante un tiempo pero después paran su actividad.

Cada vez que intentan reengancharse tienen que esforzarse mucho y esta lucha puede acabar en un abandono. No hay de dejar que esto ocurra y es mejor hacer las cosas poco a poco pero a ritmo constante.

10. Optimismo

La mentalidad ganadora tiene mucho que ver con el optimismo. Creer en nuestras propias posibilidades y en que todo es posible está demostrado que es un indicador del éxito. Hay personas que tienden a analizar demasiado según su lógica racional y llegan a la conclusión de que sus sueños no pueden realizarse porque no son realistas.

Pues si de eso se trata, en la vida triunfan más bien las personas que no se considerarían como realista. Albert Einstein dijo una vez: "Como no sabía que era imposible lo hice".

Referencias bibliográficas

Elvira nació en Madrid en 1994. Es Graduada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid y actualmente está estudiando el Máster en Psicología General Sanitaria en la Universidad de Barcelona. Compagina sus estudios con ser colaboradora de MedSalud.com.