Ciencia
| por María Trujillo

Los 12 tipos de contaminación (y sus efectos negativos en el medio)

La contaminación es una de las mayores amenazas del planeta juntamente con el cambio climático.
Tipos de contaminación

La contaminación es un serio reto al que se enfrenta la humanidad y el planeta Tierra. Desde la época de la revolución industrial el impacto de la actividad humana sobre el medio está incrementando año tras año, siendo los pronósticos cada vez peores.

El daño que se está realizando sobre muchos ecosistemas terrestres están llegando a un punto en el que la situación puede ser irreversible. Para dar conciencia sobre el tema, desde MedSalud presentamos el listado de los diferentes tipos de contaminación y sus efectos negativos en el medio.

Los 12 tipos de contaminación (y sus efectos negativos en el medio)

Existen muchas formas de alterar negativamente los ecosistemas por causa de la contaminación. Algunas de ellas son muy evidentes y otras no tanto, pero no hay duda de que los generan severas consecuencias para los seres vivos.

A continuación se muestran los diferentes tipos de contaminación que existen, así como sus efectos negativos en el medio y en la salud de las personas, los animales y las plantas. Como especie tenemos el deber de minimizarlas al máximo, si bien hay algunas mucho más amenazadoras que otras.

1. Contaminación atmosférica

En este tipo de contaminación se produce la liberación de partículas y sustancias químicas en el aire. Las partículas pueden diseminarse por la atmósfera, y se miden en micrómetros. Por otro lado existen muchos gases contaminantes como el dióxido azufre, el monóxido de carbono y los óxidos de nitrógeno.

2. Contaminación hídrica

La contaminación hídrica afecta a ríos, lagos, mares y aguas subterráneas. Este tipo de contaminación se caracteriza por la liberación de sustancias que se disuelven en el agua y que ponen en riesgo las diferentes formas de vida. También se puede contaminar el agua acidificándola, que es lo que pasa cuando entra en contacto de forma descontrolada con el dióxido de carbono.

3. Contaminación del suelo

La contaminación del suelo pasa desapercibida por muchas personas. Sin embargo ya afecta a extensas áreas del planeta, y consiste en la liberación de productos químicos que se filtran en el suelo. Herbicidas, plaguicidas y vertidos de diferente índole como purines y residuos industriales son algunas de las principales causas.

4. Contaminación por basura

La contaminación por basura está íntimamente vinculada con los tipos de contaminación anteriores. Las acumulaciones de basura son cada vez mayores en muchas zonas metropolitanas del planeta, y los vertederos contienen residuos que se dispersan por el medio. El viento disipa partículas por el aire, pero es más grave la filtración de sustancias químicas por el subsuelo cuando llueve.

5. Contaminación espacial

La contaminación espacial se encuentra fuera del planeta. Se trata de todos los residuos que orbitan alrededor de la Tierra como consecuencia de la actividad humana espacial. Satélites viejos o restos de naves espaciales dan vueltas de forma descontrolada, pudiendo entrar en la atmósfera o chocar con satélites que están operativos.

5. Contaminación radioactiva

La contaminación radioactiva es una de las más graves que existen. Las centrales nucleares, así como las bombas nucleares, emiten una contaminación brutalmente dañina para la vida y que tarda milenios en desintegrarse. Chernobil o Fukushima son ejemplos de la brutalidad que pueden generar sus consecuencias

6. Contaminación electromagnética

La contaminación electromagnética no se ve, aunque sus efectos negativos pueden ser muy dañinos. Se genera a causa de la actividad humana por el funcionamiento de torres de alta tensión, electrodomésticos, móviles, etc. Las ondas electromagnéticas que generan son uno de los peligros más significativos que este tipo de contaminación puede producir en las diferentes formas de vida.

7. Contaminación acústica

La contaminación acústica se refiere ruido que procede de la actividad humana. Se trata de sonido de alta intensidad que proviene de fábricas, aviones, ambulancias, etc., y pueden afectar a la salud humana y de los animales. Producen estrés, afectando a la salud general, pero también pueden causar pérdida de audición.

8. Contaminación visual

La contaminación visual es aquella que altera la percepción del paisaje a través de la vista. Existen multitud de ejemplos: pedreras, vertederos, carreteras, vertederos, chimeneas industriales, carteles publicitarios etc. La mayoría suponen un tipo de contaminación que tiene un gran impacto en el terreno por su impacto irreversible.

9. Contaminación lumínica

La contaminación lumínica se puede observar fácilmente de noche en las grandes ciudades. De hecho es aún más fácil de observar desde el espacio, y es que las grandes fuentes lumínicas resaltan en la oscuridad. Impiden ver las estrellas, pero lo más grave es que también afectan al ritmo circadiano de las personas.

10. Contaminación térmica

La temperatura que el agua puede alcanzar como consecuencia de la actividad humana también contamina. La contaminación térmica está muy vinculada a usos poco convencionales como refrigerar una planta que genera energía nuclear. Estos cambios tan drásticos puede tener un grave impacto en el ecosistema circundante.

11. Contaminación genética

La contaminación genética afecta a los genes de las diferentes especies. Básicamente consiste en la introducción de genes en una población que había evolucionado sin ellos. Esto se puede deber al cruce de especies invasoras en hábitats alejados del suyo o por el cruce de individuos salvajes con otros transgénicos. Este tipos de contaminación pone en riesgo la diversidad biológica y el futuro de muchas especies.

12. Contaminación biológica

La contaminación biológica es propia de la actividad humana y de otros seres vivos. Existen muchos ejemplos de este tipo de contaminación, como las heces y otras sustancias de desecho. Pueden causar infecciones u otras amenazas para la vida. Por ejemplo. cuando estas entran en contacto con agua pueden proliferar muchas bacterias patógenas, las cuales a su vez agotan el oxígeno del medio.

Referencias bibliográficas

María Trujillo

Comunicóloga

María nació en Bogotá en 1988. Es Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Santo Tomás y estudió un Máster en Comunicación en la Universidad Autónoma de Coahuila (México). Está especializado en periodismo en el ámbito médico y científico. Empezó su carrera como locutora en radios locales colombiana, extendiendo su carrera profesional radiofónica en México mediante diferentes colaboraciones, incluídos en trabajos de producción. Actualmente es colaboradora de MedSalud.com.