¿Qué son las "superbacterias"? ¿Cómo aparecen?

Te explicamos cómo apareció la peligrosa supergonorrea.
Superbacterias

Los antibióticos son sustancias capaces de combatir las bacterias.

Pese a los múltiples tipos de antibióticos que existen, cada vez se encuentran más frecuentemente casos de infecciones resistentes a todo tipo de antibióticos conocidos. Este es un grave problema para la salud pública, que verá un incremento en fatalidad y morbilidad debida a las enfermedades de origen bacteriano, como las infecciones de E.Coli, la tuberculosis, etc.

En este artículo te hablamos de las llamadas “superbacterias”, unos organismos patógenos capaces de resistir los antibióticos, nuestra mejor baza médica frente a las infecciones bacterianas.

Las bacterias que resisten a los antibióticos

Las bacterias que desarrollan resistencias antibióticas no son un problema reciente, ya que se sabe de la existencia de las bacterias resistentes a antibióticos desde antes que estos salieran al mercado a mitades del siglo veinte.

Las resistencias antibióticas son un fenómeno natural, ya que los microorganismos compiten por los recursos disponibles utilizando una gran variedad de métodos, entre ellos la guerra química, mediante sustancias antibióticas como la penicilina, segregada por el hongo Penicillium, a partir de la cual Alexander Fleming derivó el primer antibiótico.

El problema con el uso de los antibióticos, es que las bacterias se adaptan muy rápidamente a su acción. Esto se debe a su alta variabilidad genética, número de población y capacidad de transmisión de ADN de forma horizontal, entre organismos de la misma o de diferentes especies.

Existe además una fuerte presión selectiva en el ambiente de las bacterias modernas, debido al uso de antibióticos por la sociedad humana. Esto se debe en gran parte a que la mayoría de antibióticos que se consumen no son para su uso en seres humanos, si no en animales de ganado. En los EEUU, más del 80% de los antibióticos se destinan a la industria ganadera.

Resistencias antibióticas

¿Qué son las superbacterias?

Las superbacterias son bacterias capaces de resistir a la gran mayoría o la totalidad de los antibióticos conocidos. Es necesaria la constante fabricación de nuevos antibióticos, para evitar los casos de infecciones multirresistente, pero en la actualidad esto no representa un negocio rentable para las farmacéuticas, así que no se están produciendo nuevos antibióticos.

En la situación actual, el número de bacterias resistentes a antibióticos se ha multiplicado en los últimos años, y sólo se prevé que aumente. Son especialmente preocupantes las infecciones de Neisseria gonorrhoeae o Staphylococcus aureus que hayan adquirido múltiples resistencias antibióticas, por ejemplo.

1. Cómo aparecen las superbacterias

Las superbacterias son un problema de origen humano. Las bacterias patógenas que parasitan nuestro organismo, causandonos infecciones, ya expresaban algunas resistencias antibióticas o tenían los mecanismos y estructuras suficientes para poder adaptarse a ellos fácilmente, como las bombas de eflujo.

Lo que ocurre es que el uso masivo de antibióticos en la ganadería ha acelerado mucho la adaptación de bacterias patógenas a los antibiócos, en este caso las que afectan al ganado. Sin los antibióticos, los granjeros tienen que lidiar constantemente con animales enfermos, con infecciones, que crecen menos y dan producto de menor calidad. Los antibióticos permiten condiciones mucho más austeras de producción.

A la vez que los antibióticos se utilizan en masa para la producción de productos cárnicos, también se ha hecho un uso indebido de los antibióticos por parte de la población, debido a una falta de concienciación de las personas de a pie y de la comunidad médica acerca del riesgo real de las resistencias antibióticas.

En resumen, las superbacterias aparecen por diversos factores derivados tanto de la actividad humana como de la capacidad adaptativa de las bacterias. Son un problema real, ya que los antibióticos permiten que muchas personas con patologías -como la diabetes o los enfermos de cáncer bajo tratamiento por radioterapia- puedan llevar una vida normal, ya que son especialmente sensibles a las infecciones.

Antibióticos

2. Qué problemas pueden causar

Las resistencias antibióticas en las infecciones por patógenos afectarán gravemente a la salud mundial. Nuestra expectativa de vida depende en gran medida de la efectividad de los antibióticos, ya que son una parte fundamental de la medicina moderna (permiten los transplantes, por ejemplo).

Desgraciadamente, estas enfermedades ya ocurren de forma regular. Desde 2013 el CDC considera que nos encontramos en la era “post-antibiótico”, y la OMS considera las enfermedades causadas por organismos multirresistentes una realidad médica de la actualidad desde 2014.

Veremos un incremento en la mortalidad relacionada con las infecciones de E. Coli, S. Aureus, o Mycobacterium Tuberculosis, por ejemplo. Las infecciones de E. Coli son muy habituales, especialmente en las mujeres y las personas de avanzada edad. Se pueden convertir en un grave problema muy rápidamente si no responden a los antibióticos.

La mortalidad de aquellos colectivos que sean especialmente vulnerables a las infecciones aumentará irremediablemente, a no ser que le pongamos solución al problema. Aun así, la búsqueda de antibióticos nuevos es necesaria, pero sólo representa un parche temporal en nuestra carrera contra las bacterias multirresistentes.

Para poner este problema en perspectiva, podemos poner el ejemplo actual del MRSA -una cepa de S. Aureus resistente a antibióticos- que provoca cerca de 20.000 muertes en los EEUU cada año. Pero además, las bacterias multirresistentes también afectan negativamente al medio ambiente, ya que alteran el microbioma ecológico cercano a las granjas y otros lugares susceptibles de su aparición, como los hospitales.

Cómo evitar a las bacterias multirresistentes

Para combatir a las bacterias multirresistentes es necesaria la coordinación de la sociedad, ya que es un problema de alta complejidad y difícil solución. La población necesita estar informada acerca de buenas prácticas higiénicas y sanitarias, así como también será necesario un mayor control microbiológico en el ámbito sanitario y una reforma del sistema de producción basada en antibióticos.

La investigación en nuevos antibióticos seguramente deba promoverse, pero también es necesario invertir en nuevas tecnologías innovadoras para el control de la población microbiana. Terapias antibacterianas alternativas, como la terapia fágica o el control de los genes de la infección, deben ser materias de investigación prioritarias para evitar una crisis importante de la salud global.

Los hospitales deberán tomar extremas medidas de precaución para evitar la salida de infecciones multirresistentes del ámbito clínico al ámbito poblacional. Actualmente se prevé que para 2030 las granjas que utilizan antibióticos en su producción correspondan con el 67% de la producción mundial de productos cárnicos. Para evitar consecuencias más catastróficas, el uso de antibióticos probablemente deba restringirse en cuanto al uso en la industria alimenticia.

Referencias bibliográficas

  • Ventola C. L. (2015). The antibiotic resistance crisis: part 1: causes and threats. P & T : a peer-reviewed journal for formulary management, 40(4), 277–283.
  • Kourtis AP, Hatfield K, Baggs J, et al. (2019) Vital Signs: Epidemiology and Recent Trends in Methicillin-Resistant and in Methicillin-Susceptible Staphylococcus aureus Bloodstream Infections — DOI: http://dx.doi.org/10.15585/mmwr.mm6809e1.
  • OMS (2018). "Resistencia antibiótica" Extraído el 03/0972019.

Xavier, nacido en Caracas, Venezuela en 1993. Graduado en Genética por la Universidad Autónoma de Barcelona, en posesión de un título de Máster en Microbiología Avanzada de la Universidad de Barcelona. Ha participado en proyectos de investigación Biomolecular y de variabilidad genética. Es Director Editorial de MedSalud, aportando su conocimiento a la línea de contenido de la revista.