Las 11 partes del microscopio óptico (y para qué sirven)

Te explicamos pieza a pieza cómo funciona este aparato de investigación.
Partes del microscopio

Prácticamente todos estamos familiarizados con el microscopio óptico. Es común que durante las clases impartidas para la educación básica, se nos presente la oportunidad de manejar uno.

En este artículo trataremos todas las partes del microscopio óptico común, para mejorar nuestro conocimiento sobre su funcionamiento.

Historia del microscopio óptico

El microscopio óptico es una herramienta básica fundamental en la investigación biológica y médica. Su invención vino de la mano de un fabricante de lentes holandés, Zacharias Janssen, en el siglo XVI. Este microscopio únicamente podía aumentar 9 veces las imágenes, pero este diseño inicial fue mejorado múltiples veces durante la historia para permitirnos estudiar cosas diminutas.

Uno de los más conocidos científicos que popularizaron el uso del microscopio fue Antonie van Leeuwenhoek, también holandés, en el siglo XVII. Él mismo fabricó microscopios más potentes que los habituales en su época (se cree que llegó a hacer microscopios de 500 aumentos, pero los que han sobrevivido al paso del tiempo solo llegan a 275 aumentos), que le permitió hacer descubrimientos como la existencia de las bacterias, los protistas o los espermatozoides. Gracias a su investigación, se le conoce también como “El padre de la microbiología”.

Partes y elementos del microscopio

Partes del microscopio óptico

Podemos separar las partes de las que consta el microscopio óptico en dos, según si participan en el sistema óptico, que incluye las lentes y los elementos de manipulación lumínica, o el sistema mecánico, que incluye el resto de partes que lo conforma.

Dentro del sistema óptico, encontraremos estas piezas según el orden por el que pasa la luz a través de ellas:

1. Foco

Es la fuente de luz del microscopio, situado debajo de las piezas que sujetan la muestra. La luz viaja a través de la muestra (de abajo hacia arriba) y su imagen nos llega a través del resto de piezas del sistema óptico.

2. Condensador

Concentra y focaliza los haces de luz que provienen del foco sobre la muestra.

3. Diafragma

Está acoplado al condensador y permite regular la luz que incide sobre la muestra. Esto nos permite controlar el contraste de la muestra y la profundidad de campo (es decir, nos ayuda a enfocar a diferentes alturas dentro de la muestra).

4. Objetivo

Los tubos que se colocan sobre la muestra, habitualmente acoplados al revólver (en caso de que haya más de uno). Seguramente son la parte más importante del microscopio y contienen series de lentes que nos permiten aumentar las imágenes y reducir las aberraciones lumínicas que dificultan el visionado de las muestras. La luz pasa directamente por los objetivos después de pasar por la muestra.

Actualmente, los objetivos más utilizados son los de 4, 10, 20, 40 y 100x (la notación “x” al final del número indica el número de aumentos que el objetivo aplica sobre la imagen). El objetivo de mayor aumento (100x) suele ser el objetivo de inmersión, el cual debe ser utilizado únicamente tras colocar una pequeña gota de aceite entre la muestra y el objetivo (y limpiado antes y después de utilizarlo).

Esto permite aprovechar al máximo los aumentos que ofrece el objetivo, ya que la luz sufre procesos de refracción mayores al viajar por el aire que por el aceite.

Partes del microscopio

5. Ocular

La pieza final del sistema óptico, donde colocamos nuestra mirada al operar el microscopio. El ocular también tiene aumentos. En la actualidad los microscopios tienen dos oculares, a diferencia de los primeros microscopios, que únicamente tenían uno. Uno de los oculares como mínimo es regulable y nos permite ajustar la imagen a las dioptrías del observador.

En el sistema mecánico encontraremos las siguientes piezas:

6. Base

También conocida como el pie, es la parte del microscopio que soporta el resto de la estructura y le da estabilidad.

7. Tubo

Es el brazo curvo del microscopio que une la base del microscopio con el sistema óptico.

8. Platina

La plataforma horizontal sobre la cual colocamos la muestra.

9. Pinzas de sujeción

Las pinzas que sujetan el portaobjetos (el soporte donde se encuentra la muestra).

10. Tornillos

Existen dos tipos de tornillo, que se utilizarán según cuánto queramos desplazar la muestra:

  • El tornillo macrométrico, que nos ofrece un movimiento mayor y se suele utilizar para situar la muestra en el enfoque inicial, que se hace con el objetivo de menor resolución.
  • El tornillo micrométrico, que nos ofrece un movimiento de escala mucho menor y es el que utilizaremos cuando estemos operando objetivos de mayor aumento.

11. Revolver

En los casos en los que tengamos más de un objetivo, el revólver es la pieza que nos permite rotar entre los diferentes objetivos.

Conclusión

Este análisis se limita a explicar las partes del microscopio óptico clásico. En la investigación científica se utilizan distintos tipos de microscopios, según el tamaño de aquello que necesitemos observar. El microscopio electrónico, por ejemplo, se utiliza cuando aquello que intentamos estudiar se encuentra por debajo del límite físico teórico de resolución de un microscopio óptico, 0.2 micrómetros.

Pese a este límite, el microscopio óptico clásico sigue siendo el rey del laboratorio biológico y la microscopía sigue avanzando con las nuevas tecnologías. ¡Larga vida al microscopio!

Referencias bibliográficas

  • Lane N. (2015). The unseen world: reflections on Leeuwenhoek (1677) 'Concerning little animals'. Philosophical transactions of the Royal Society of London. Series B, Biological sciences, 370(1666), 20140344.
  • Wollman, A. J., Nudd, R., Hedlund, E. G., & Leake, M. C. (2015). From Animaculum to single molecules: 300 years of the light microscope. Open biology, 5(4), 150019.

Xavier, nacido en Caracas, Venezuela en 1993. Graduado en Genética por la Universidad Autónoma de Barcelona, en posesión de un título de Máster en Microbiología Avanzada de la Universidad de Barcelona. Ha participado en proyectos de investigación Biomolecular y de variabilidad genética. Es Director Editorial de MedSalud, aportando su conocimiento a la línea de contenido de la revista.