Las 13 diferencias entre célula eucariota y procariota

La composición y otras características diferencian claramente estos dos tipos de célula.
Célula eucariota y procariota

Es de todos conocido que la célula es la unidad viva más pequeña, siendo un componente fundamental en los organismos dado que este tipo de estructura, combinada con otras células, forma tejidos, órganos y sistemas.

Su tamaño tan reducido imposibilitó poder observarla y descubrirla hasta que fue inventado el microscopio.

Gracias a su descubrimiento se elaboró la teoría celular, la cual postula que la célula es la unidad estructural y funcional de todos los organismos, dado que puede cumplir con las tres funciones vitales básicas: nutrición, relación y reproducción. En ella también se encuentra el material genético del organismo.

Sin embargo, las células no son todas iguales y varían en función a diferentes criterios: especie, estructura, función en el organismo…

En este artículo vamos a ver las principales diferencias entre células procariotas y las células eucariotas.

¿Qué tienen en común células eucariotas y procariotas?

Aunque estos dos tipos de células presentan unas diferencias bastante destacables, es necesario tener en cuenta que no son radicalmente diferentes la una de la otra, dado que presentan algunas estructuras compartidas y cumplen con funciones similares.

En ambas hay material genético, es decir, ADN, aunque se presenta de forma diferente. Están delimitadas por una membrana celular, compuesta de una bicapa lipídica, y también puede haber la presencia de pared celular. Su composición orgánica es similar químicamente, habiendo: proteínas, carbohidratos, lípidos, ácidos nucleicos, agua y minerales.

En ambas se sintetizan proteínas gracias a que contienen ribosomas, y se implican en procesos metabólicos, regulando la entrada de nutrientes y eliminando productos de desecho. Como ambos tipos de células son estructuras vivas requieren de energía para subsistir.

Diferencias entre células eucariotas y procariotas

Existen ciertas estructuras y particularidades que hacen que estas células sean claramente distinguibles las unas de las otras.

A continuación veremos con más claridad cuáles son estas diferencias.

1. Núcleo

Se considera la principal diferencia entre estos dos tipos de células. Las células procariotas carecen de núcleo diferenciado, mientras que las eucariotas lo tienen bien delimitado, en cuyo interior se encuentra el material genético.

No obstante, aunque carecen de núcleo, las células procariotas tienen una estructura que cumple con una función similar a la de este orgánulo, que es el nucleoide.

2. Origen

Se hipotetiza que las células de tipo procarionte son más antiguas, dándose su origen hará uno 3.700 millones de años, mientras que las eucariontes serían más recientes, apareciendo hará unos 2.000 millones de años, siendo descendientes de las procariontes.

De hecho, el nombre dado por los científicos a estos dos tipos de células tiene en cuenta su historia evolutiva.

Etimológicamente hablando, ‘procariota’ se desglosa en ‘pro’, que viene del griego y significa ‘antes de’ y ‘karyon’ que significa núcleo, es decir, ‘antes de la formación del núcleo’. En cambio, ‘eucariota’ viene del griego ‘eu’, que significa ‘verdadero’ y ‘karyon’, significando ‘con verdadero núcleo’.

2. Tamaño

Las células procariotas tienen un tamaño inferior en comparación con las eucariotas, siendo entre 0,1 y 5 micrones para las primeras y entre 10 y 100 micrones para las segundas.

3. Forma de la célula

En el caso de las células procariotas, pueden tener diversas formas: esférica, de bastón, en forma de coma ortográfica o de espiral.

Las eucariotas son todavía más variadas, pudiendo tener formas esféricas, en forma de romboide, como en el caso de las células vegetales, oval, aplanada, renacuajo como un espermatozoide...

4. Ubicación del material genético

Las células eucariotas, al poseer núcleo, tienen su material genético almacenado en ese orgánulo. En cambio, en el caso de las procariotas, el ADN se encuentra disperso por el interior de la célula.

Otra diferencia con respecto al material genético es que en las células procariotas el ADN no se asocia a histonas.

5. Membrana plasmática

Hay diferencias en cuanto a la composición de la membrana dependiendo del tipo de célula. En procariotas, los compuestos de esta membrana son peptidoglicano y mureína, mientras que en el caso de las eucariotas se puede observar que está compuesta por fosfolípidos.

6. Pared celular

La pared celular es una estructura protectora que se encuentra en algunos tipos de células. En el caso de las procariotas todas tienen este tipo de pared, mientras que en las eucariotas sí que hay algunas células que la presentan pero no siempre está.

Por ejemplo, las células animales, las cuales son eucariotas, no tienen esta estructura, mientras que las vegetales, las cuales también son eucariotas, sí.

7. Organización celular

Normalmente, las especies que tienen células procariotas suelen ser unicelulares, es decir, que su organismo está constituido únicamente con una célula.

En cambio, las células eucariotas suelen estar presentes en organismos que tienen más de una célula, conformando tejidos, órganos y otras estructuras más grandes.

8. Forma del material genético

También hay diferencias en cuanto a la forma del material genético en función del tipo de célula. En las procariotas éste se puede encontrar en forma circular, como si de una corona se tratara, mientras que las eucariotas este se presenta de forma lineal o de cadena.

A su vez, el material genético de las células eucariotas se muestra en forma de cromosomas con su forma más prototípica: dos cromátidas, centrómero y telómeros.

9. Número de cromosomas

Los cromosomas son estructuras formadas por cadenas de ADN. En el caso de las células procariotas, debido a la simplicidad de su material genético, este solo se organiza en torno a un solo cromosoma.

En cambio, en las células eucariotas pueden haber diversos pares de cromosomas, siendo 4 en las células de una mosca y 23 en las células humanas.

10. Orgánulos

Los orgánulos son las estructuras que se pueden encontrar en el citoplasma de las células y su forma varía en función del tipo de célula en la que se localicen.

En el caso de las procariontes, los orgánulos no presentan membrana, mientras que en el caso de las eucariontes sí tienen membrana, siendo el ejemplo más claro los aparatos de Golgi, tanto el liso como el rugoso.

11. División celular

La división celular, también llamada reproducción celular, se realiza de diferentes formas en función de si la célula es procariota o eucariota. Esta diferencia parte del hecho de que una tiene núcleo diferenciado mientras que la otra no.

En las procariontes, la división celular ocurre de forma directa o fisión binaria. No se forman el huso mitótico ni los microtúbulos, estructuras que sí aparecen en el caso de la reproducción en la célula eucarionte.

En las eucariotas la división puede darse de dos formas: mediante meiosis o mediante mitosis.

12. Seres vivos y dominios

Las células procariotas y las eucariotas son más comunes en unos determinados dominios.

Las procariotas son propias de los dominios de las bacterias y las arqueas y, por sí mismas, este tipo de células son un organismo individual vivo. Sin embargo, aunque unicelulares, pueden formar colonias de varios individuos.

En cambio, las células eucariotas se pueden encontrar en el dominio Eukarya, el cual recibe su nombre a partir del de las propias células eucariontes. Seres vivos como plantas, animales y hongos presentan este tipo de células las cuales se organizan formando las diversas estructuras de estos organismos.

13. Flagelo

El flagelo, también llamado cilio, es una estructura que se puede encontrar en diferentes tipos de células, aunque no todas ellas lo puede presentar.

En el caso de las células procariotas, el flagelo es simple, formado por proteína flageliana. Suelen ser unos pocos.

En cambio, en las eucariotas, en caso de haber flagelo, estos son compuestos, formados por varios tipos de proteínas, entre ellas la tubulina. Suelen haber varios cientos de ellos.

Diferencias entre células animales y células vegetales

Como ya hemos comentado antes, dentro de las eucariontes se pueden diferenciar entre dos tipos de células: las animales y las vegetales. Estas células tienen estructuras comunes, dado que forman parte del mismo dominio, sin embargo, sí que hay algunos aspectos que las particularizan las unas de las otras.

Ambas tienen núcleo, por eso son eucariontes, en donde se encuentra el material genético. Su reproducción celular es similar, realizando tanto la meiosis como la mitosis. También tienen estructuras comunes con las que pueden llevar a cabo diferentes procesos metabólicos, necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

La forma en que almacenan la energía es diferente. En las células vegetales, esta energía es guardada en forma de una molécula orgánica llamada almidón, mientras que en las células animales lo hacen en forma de glucógeno. También hay diferencias en cuanto a su tamaño, siendo las vegetales más grandes, con forma poliédrica gracias a que poseen pared celular a diferencia de las animales. Además, las células vegetales pueden sintetizar todos los aminoácidos esenciales.

No se debe caer en el error de pensar que las células vegetales son exclusivas de las plantas. También están en algas, hongos y arqueas, que como ya hemos comentado antes, estas últimas son células procariotas. Cabe decir que las células de los hongos son, en realidad, una especie de combinación de características propias de células vegetales y animales.

Referencias bibliográficas

  • Alberts et al (2004). Biología molecular de la célula. Barcelona, España. Omega.
  • Lane, N. (2005). Power, Sex, Suicide. Mitochondria and the Meaning of Life. Oxford, Reino Unido. Oxford University Press.
  • Lodish et al. (2005). Biología celular y molecular. Buenos Aires, Argentina. Médica Panamericana.

Nahum Montagud es graduado en Psicología con mención en Psicología Clínica por la Universidad de Barcelona. Además, posee un Postgrado de Actualización de Psicopatología Clínica en la UB.