Bienestar
| por Bernat Cabrespina

Té para adelgazar: 5 variedades (y razones por las que funcionan)

Tomar té de forma regular puede ser un buen hábito a incorporar para quien quiera adelgazar.
Té para adelgazar: 5 variedades (y razones por las que funcionan)

El té es la segunda bebida más consumida en el mundo después de el agua. Además, se ha asociado beber té de forma regular a muchos beneficios para la salud, como por ejemplo ser un factor de protección en enfermedades cardiovasculares.

Algunos estudios científicos concluyen que es efectivo consumir té para adelgazar. En este artículo se va a discutir si es verdad que ayuda a combatir la grasa abdominal y qué posibilidades existen a la hora de tomar té.

¿Sirve el té para adelgazar?

Hoy en día mucha gente busca soluciones rápidas para adelgazar. Se habla de muchos planes de dieta, productos y remedios efectivos para combatir la grasa abdominal y acelerar la pérdida de peso sin mucho esfuerzo, pero normalmente esto acaba con la sensación de fracaso.

A continuación se discuten las razones por las que funciona el té para adelgazar. Y es que no hay que olvidar que el té por sí solo no puede acabar siendo una receta milagro. También es necesario el cambio en ciertos aspectos del estilo de vida si se quiere adelgazar.

¿Cómo funciona?

Antes de continuar leyendo este artículo, es preciso entender que el té puede ser una buena ayuda a la hora de adelgazar, pero no un método como tal. No basta con tomar un par de tazas de té al día para adelgazar y perder esos kilos de más.

El té puede ser una ayuda para alcanzar el objetivo de la pérdida de peso, pero no hay que esperar que los milagros vengan con las tazas de té. La pérdida de peso real requiere un cambio muy sustancial en el estilo de vida para que sea efectivo.

Una alimentación sana y equilibrada (sin ingerir comida procesada) y hacer ejercicio de forma regular son las dos claves fundamentales para alcanzar el éxito.

Sin embargo, una vez se han asentado los buenos hábitos, podemos incorporar otros igualmente saludables. Un par de tazas de té al día pueden ser de gran ayuda en estos casos.

¿Por qué funciona?

El té puede ayudar a perder peso por diferentes razones. En primer lugar, se trata de una bebida con muchas propiedades y beneficios para el cuerpo humano. La infusión de té aporta todas las vitaminas y minerales de la planta, pero no solamente esto.

El té tiene muchísimas propiedades antioxidantes, lo cual permite al cuerpo humano a luchar contra los radicales libres. Estos provocan la oxidación celular y el envejecimiento. Además el té cuida la piel, el sistema digestivo, combate el estrés, es desintoxicante, etc.

Pero lo más destacable del té para adelgazar es ayuda a quemar grasa gracias a su capacidad para aumentar el metabolismo. El té puede incrementar el calor corporal, lo cual recibe el nombre de termogénesis. Esto hace que la sangre llegue a más puntos del cuerpo y que el metabolismo del cuerpo se active más.

Además, el té tiene efecto diurético y reduce la sensación de hambre. Son cuestiones no menores, y además es muchísimo mejor tomar un té en un bar que cualquier tipo de bebida azucarada o una cerveza (a nivel calórico pero también a nivel de salud).

5 variedades de té para adelgazar con una ayuda extra

Existen diferentes variedades de té que se pueden tomar para adelgazar con más facilidad. Algunas de ellas son ampliamente consumidas alrededor del mundo, mientras que otras son algo más desconocidas.

A continuación se muestras las variedades más destacables que cualquier persona puede encontrar en una herboristería. En este tipo de tiendas se pueden encontrar muchos tipos de té, así como mezclas de diferentes plantas para infusionar que son muy beneficiosas para la salud.

1. Té verde

El té verde es uno de los más conocidos y efectivos para perder peso. Es un tipo de té con gran cantidad de catequinas, antioxidantes naturales que aumentan el metabolismo. Una de las variedades más populares es el té matcha, un té japonés especial por su elaboración de principio a fin.

2. Té rojo

El té rojo o té pu-erh es una variedad de té fermentada (que en China se conoce como té negro**. Contiene menos teína, y se ha demostrado que es efectivo para la pérdida de peso, y además reduce los niveles de azúcar y triglicéridos en la sangre.

3. Té negro

El té negro ha sufrido más oxidación que la mayoría y tiene un color oscuro, (aunque en China se conoce como té rojo). Hay muchos tipos y mezclas populares de té negro (como Earl Grey), y muchos estudios demuestran que es efectivo para regular el peso. Se cree que es por su alto contenido en flavonoides, un tipo de pigmento con propiedades antioxidantes.

4. Té azul

El té azul o té de Oolong es rico en catequinas como el té verde. Tiene un nivel de oxidación considerable, aunque no llega a la del té negro. Es afrutado, elegante y tiene un muy buen sabor. Igual que los otros, este té acelera el metabolismo, y hay mucha evidencia científica de que representa una ayuda extra para bajar de peso (si la dieta y el ejercicio acompañan)

5. Te blanco

El té blanco es menos procesado y tiene un sabor ligero y dulce. Es más agradable al paladar, recomendable para quienes piensan que el té tiene demasiado sabor. Además, funciona igual para adelgazar que los otros, y tiene poca teína como el caso del té rojo.

Otras infusiones

No hay que olvidar que hay muchas más opciones que el té. Existen muchas infusiones que tienen muchas propiedades y beneficios para el cuerpo, entre ellas la de ayudar a perder peso. La gran mayoría de estas opciones no tienen teína, por lo que puede ser mejor para algunas personas.

Estas infusiones generalmente son de hierbas, especias o frutas. Las más interesantes tal vez sean las infusiones de rooibos, jengibre, rosa mosqueta y hibisco. También se pueden combinar entre ellas o con algún tipo de té.

Referencias bibliográficas

Bernat Cabrespina

Psicólogo

Bernat nació en Barcelona en 1987. Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona y máster Erasmus Mundus "Work, Organizational and Personnel Psychology (WOP-P)" por la Universitat de Barcelona y la Universidade de Coimbra en Portugal. Políglota y con formación adicional en nutrición, coaching y psicología evolucionista, tiene experiencia en psicología clínica y en recursos humanos. Actualmente es director de contenidos de MedSalud.com.