Cómo quitar las manchas de la cara (con 8 remedios caseros)

Cuidado facial natural y al alcance de todos los bolsillos.
Cómo quitar las manchas en la piel

Las manchas en la cara son un trastorno básicamente estético, pero que preocupa a muchísima gente, especialmente en aquellos casos en los que son muy notorias.

Aparecen principalmente debido a factores como el envejecimiento y la exposición al sol, siendo este el causante de la gran mayoría de alteraciones en la pigmentación facial. Evitar la exposición al sol es la principal manera de evitar la aparición de las manchas en la piel.

En este artículo hablaremos acerca de las manchas en la piel y sobre cómo remediarlas utilizando remedios naturales que puedes hacer fácilmente desde la comodidad de tu hogar.

¿Qué son las manchas de la cara?

Aparecen principalmente por la exposición al sol, mediante un proceso que se denomina fotoenvejecimiento. La radiación ultravioleta del astro rey nos provoca daños en las células de la piel, que se traducen en un deterioro de ésta en forma de manchas, pérdida de textura y arrugas varias.

Además del fotoenvejecimiento, el envejecimiento biológico natural, procesos como el embarazo y ciertas drogas como el tabaco y algunas medicaciones pueden acelerar la producción de manchas en la piel.

Dentro de los tipos de manchas en la piel, encontramos:

  • Lunares
  • Pecas
  • Léntigos
  • Melasmas
  • Manchas vasculares

La mayoría de ellos se producen por envejecimiento, exposición solar, cambios hormonales o factores genéticos que nos predisponen a la aparición de estas pequeñas marcas.

Si bien se pueden maquillar o disimular con facilidad, lo más sencillo es evitar su aparición disminuyendo nuestra exposición al sol y utilizar productos que nos protejan de los efectos nocivos de los rayos UVA.

Un factor importante a tener en cuenta es evitar el consumo de drogas como el alcohol o el tabaco, que también pueden fomentar la aparición de las manchas en la cara, especialmente las de tipo vascular y algunos lunares.

Eliminar manchas de la cara

Remedios caseros para quitar las manchas de la cara

Hoy en día existen tratamientos clínicos que son bastante efectivos a la hora de eliminar las manchas en la piel. Estos tratamientos pueden ser agresivos o simplemente tener un coste demasiado elevado para algunos, así que vale la pena saber cómo podemos disminuir la apariencia de las manchas utilizando remedios caseros.

A continuación presentamos 8 formas de eliminar las manchas de la cara de forma sencilla desde tu hogar.

1. Ácido glicólico

El ácido glicólico se deriva a partir de los azúcares y es capaz de penetrar las capas más externas de la piel, por lo que se usa como un exfoliante químico. A nivel médico se utilizan soluciones de este ácido muy potentes, con pH que puede llegar a 0,6.

A nivel del hogar, no es recomendable (ni legal) utilizar ácidos de tanta potencia sobre nuestra piel, pero lo podemos encontrar comercializado en dosis mucho más suaves, que tendrán un efecto menor pero igualmente efectivo a la hora de exfoliar nuestra piel y reducir la apariencia de las manchas de la cara. Se recomienda que como mínimo usemos soluciones que contengan un 10% de ácido glicólico, a no ser que seamos especialmente sensible.

2. Aloe Vera

La planta del aloe tiene múltiples propiedades que son beneficiosas para nuestra piel. Aplicar la “carne” que se encuentra dentro de las hojas de esta puntiaguda planta sobre nuestra cara nos ayudará a reducir las manchas e igualar el tono de la piel.

Además, dentro de las propiedades del aloe encontramos su alto contenido en vitaminas A, C y E, que aparentemente ayudan a mejorar la condición de nuestra piel, dejándola más suave. Además es un fuerte hidratante, así que al aplicar aloe estamos cuidando nuestra piel de múltiples formas.

Existen remedios naturales que usan limón para blanquear nuestra piel, y si bien el limón por sí mismo no funciona y puede llegar a producir irritaciones de mayor o menor gravedad según nuestra sensibilidad, podemos utilizar el jugo de medio limón con dos o tres cucharadas de aloe vera para maximizar su efecto sobre las manchas de la piel.

3. Patatas

Una mascarilla de patata rallada con miel también cuidará nuestra piel reduciendo las manchas de la cara. Simplemente mezclamos unas cucharadas de miel, que actuará como hidratante y antiséptico, con las ralladuras de media patata que podemos obtener pasándolas por un rallador de queso.

La patata en esta mezcla actúa como exfoliante natural, además de tener ciertas propiedades antisépticas por sí misma que disminuirá también nuestro acné, si lo tuviéramos. También podemos optar por cortar la patata en rodajas y mantenerla sobre nuestra piel unos veinte minutos para producir un efecto similar, aunque no es tan beneficioso como utilizarla en forma de mascarilla.

4. Aceite de almendras

El aceite de almendras se ha vuelto extremadamente popular por sus múltiples beneficios para la piel. Debemos tener cuidado en utilizar aceite de almendras dulces, ya que el aceite de almendras amargas no presenta los mismos beneficios.

El aceite de almendras dulces está lleno de vitamina E, vitamina A, y ácidos grasos monosaturados, que ayudan a nuestra piel con sus propiedades antioxidantes, anti acné e hidratantes. Además, está indicado para reducir las manchas en la piel, especialmente aquellas que se encuentran cerca de los ojos, donde la piel es más sensible.

Parte de los beneficios del aceite de almendras provienen de su capacidad de penetrar las capas externas de la piel, haciendo llegar sus nutrientes a las células epiteliales internas, que están vivas y debemos cuidar. Podemos utilizar el aceite de almendras incluso aunque tengamos piel grasa, ya que no es comedogénico y por lo tanto no nos provocará acné.

5. Mascarillas de avena

Las mascarillas de avena son también muy buenas para el cuidado de nuestra piel. Podemos hacer mascarillas de avena simplemente mezclando copos de avena natural con yogur, para que nuestra piel reciba los beneficios de ambos.

Una mascarilla de avena nos igualará el tono de la piel, reafirmará la piel reduciendo las arrugas, disminuirá las manchas de la cara y además funcionará también como un exfoliante suave a la vez que nos hidrata. El pack completo.

6. Mascarilla de tomate y azúcar

Si bien el azúcar no está muy recomendado para la piel, su uso en pequeñas cantidades, especialmente en conjunción con el tomate, puede ser la clave para hacer desaparecer las manchas de la cara que desarrollamos con la edad o la exposición al sol.

El tomate, además de estar cargado de vitaminas que mejoran el estado de nuestra piel, tiene propiedades blanqueantes, por lo que se utiliza en varios productos cosméticos, especialmente en países asiáticos. Si hacemos una mascarilla sencilla con el jugo de un tomate y unas cucharadas de azúcar, tendremos una mezcla exfoliante y blanqueante que se encargará de nuestras manchas en la piel.

Para utilizarla, debemos aplicarla suavemente sobre nuestra piel, extendiéndola con movimientos suaves y circulares. Hay que tener especial cuidado con la piel cercana a los ojos, ya que es especialmente sensible al estrés mecánico y los exfoliantes fuertes como el azúcar pueden dañarla con facilidad.

7. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana también es un remedio casero para la piel que se ha vuelto extremadamente popular. Los vinagres son por definición ligeramente ácidos, así que tienen un efecto exfoliante sobre nuestra piel que se encarga de eliminar el exceso de piel muerta.

El vinagre de manzana tiene la particularidad de contener alfa hidroxiácidos, categoría molecular en la que se encuentra el ácido glicólico (el primer remedio que presentamos en el artículo). Lo podemos utilizar a modo de tónico para reafirmar el tono de nuestra piel y ayudar a blanquearla de manera suave.

8. Mascarilla de cúrcuma, yogur y aceite de oliva

La cúrcuma se ha utilizado especialmente en la medicina ayurvédica para ayudar con una multitud de malestares. Contiene curcumina, que es un antioxidante potente que ayuda a disminuir el efecto de los radicales libres además de ayudar a disminuir las manchas oscuras que podamos tener en nuestra cara.

Para hacer esta maravillosa mascarilla de yogur, cúrcuma y aceite de oliva simplemente necesitamos media cucharadita de cúrcuma, una cucharada o dos de yogur y una cucharada de aceite de oliva. Tras mezclarlo todo, la aplicamos en círculos sobre nuestra cara, teniendo especial cuidado en incidir sobre las manchas.

Además de los beneficios de la cúrcuma, la acidez del yogur ayudará también a aclarar nuestra piel mientras que el aceite de oliva se encargará de hidratar en profundidad nuestra cara. Esta mascarilla no es la más indicada para personas con la piel grasa, pero también dará resultado si evitamos el aceite, aunque no será tan espectacular.

Tras su aplicación, debemos dejarla actuar unos veinte minutos antes de limpiarla con agua. Ya que es muy poco agresiva, podemos utilizar esta mascarilla unas tres veces por semana.

Referencias bibliográficas

  • Danby, S. G., AlEnezi, T. , Sultan, A. , Lavender, T. , Chittock, J. , Brown, K. and Cork, M. J. (2013), Effect of Olive and Sunflower Seed Oil on the Adult Skin Barrier: Implications for Neonatal Skin Care. Pediatr Dermatol, 30: 42-50. doi:10.1111/j.1525-1470.2012.01865.
  • Thangapazham R.L., Sharma A., Maheshwari R.K. (2007) BENEFICIAL ROLE OF CURCUMIN IN SKIN DISEASES. In: Aggarwal B.B., Surh YJ., Shishodia S. (eds) The Molecular Targets and Therapeutic Uses of Curcumin in Health and Disease.
Ana Torres Ruiz

Ana Torres Ruiz

Médico de cabecera

Ana nació en Girona en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona y actualmente ejerce el periodo de residencia de su especialidad en Medicina Familiar. Colaboradora con MedSalud.com para compartir sus conocimientos médicos.