Alimentos
| por Bernat Cabrespina

Pan de centeno: 12 propiedades y beneficios de este alimento

Se recomienda dejar de comer pan blanco y consumir pan hecho a base de cereales como el centeno.
Pan de centeno

El pan de centeno es un alimento muy recomendable. Se trata de un tipo de pan que se elabora desde tiempos inmemoriales, pero la revolución en la industrialización del pan refinado en el siglo XX lo había pasado un poco al ostracismo.

Ahora hay muchas personas interesadas en recuperar alimentos saludables que estaban cayendo en el olvido, si bien hay muchas personas que continuaron comiéndolo. En este artículo se explican cuáles son las propiedades y beneficios del pan de centeno, teniendo sobre su comparación con el pan blanco como referencia.

12 propiedades y beneficios del pan de centeno

Comer pan de centeno es una buena manera de cuidar la salud. Así se extrae de las diferentes recomendaciones que los especialistas en alimentación concluyen, y es que está bien consumir cereales siempre y cuando sean integrales.

A continuación se van a mostrar las principales propiedades y beneficios del pan de centeno, el cual se puede comer a cualquier hora del día. La cuestión es evitar el pan blanco ya que está hecho a base de harina refinada, catalogada por muchos especialistas como uno de los “venenos blancos”.

1. Es rico en vitaminas y minerales

El pan de centeno tiene un gran valor nutricional. Se pueden encontrar diferentes micronutrientes como vitamina B y E, así como minerales como el fósforo, el magnesio y el zinc. En contraposición, el pan blanco tiene un aporte en este tipo de micronutrientes prácticamente nulo, lo cual representa un empobrecimiento de la dieta totalmente evitable.

2. Previene la aparición de enfermedades cardiovasculares

El pan de centeno contiene ácidos grasos saludables como el ácido linolénico. Estas sustancias fortalecen y dan flexibilidad a los vasos sanguíneos, combatiendo enfermedades como la hipertensión. También su buen aporte en potasio tiene efectos vasodilatadores, por lo que comiendo pan de centeno es posible cuidar un poco más la salud cardiovascular.

3. No dispara el índice glicémico

Uno de los principales problemas del pan blanco es que aumenta mucho los niveles de azúcar en sangre. Esto no sucede con panes integrales como el de centeno. Además de contener carbohidratos complejos, estos son de liberación lenta también gracias al efecto de la fibra. Se trata de una propiedad muy importante del pan de centeno que beneficia la salud.

4. Es mejor para diabéticos

El pan de centeno es mejor que el pan blanco para los diabéticos. Dado que el paso de los azúcares del pan pasa muy rápidamente a la sangre si no hay fibra, la sensibilidad a la insulina se ve ligeramente mejorada si se cambia el pan blanco por el pan de centeno. Los diabéticos deben evitar a toda costa alimentos que les incremente la concentración de azúcar en sangre

5. Contiene fibra

El aporte de fibra de este pan es muy significativo, pudiendo estar entre el 5 y el 10% del peso total del producto. Al estar elaborado a partir de cereales integrales, el pan de centeno aporta esta vital fibra a la dieta, lo cual tiene consecuencias positivas a diferentes niveles. Por ejemplo, mejora el tránsito intestinal y combate problemas como el estreñimiento.

6. Hace sentir saciedad

El pan de centeno aporta más sensación de saciedad que el pan blanco. Esto se debe al mayor aporte en fibra del primero, y es que la fibra ocupa volumen en el estómago. Si se comen alimentos con fibra no se tiene la necesidad de comer más de la cuenta o al cabo de poco.

7. Va mejor para adelgazar

La ciencia ha demostrado que en pan de centeno va mejor para adelgazar. Además de que sacia más, el metabolismo que se pone en marcha es mejor comparado con el pan blanco. Este último hace ganar más peso y inflama los tejidos, siendo una muy mala opción para quien quiera adelgazar.

8. Es una mejor alternativa para el colesterol

Algunos estudios hablan también del colesterol. Según estos estudios, las personas que consumen pan de centeno tienen mejores niveles de colesterol que las personas que comen pan blanco. Son propiedades y beneficios del pan de centeno más difíciles de medir, pero hay resultados significativos en este sentido.

9. Ayuda a reducir la inflamación

El pan de centeno también ayuda a bajar la inflamación. En Occidente muchas personas padecen inflamación interna, y eso se debe principalmente a la dieta y al estilo de vida. El pan blanco es uno de los principales responsables, pero los cereales integrales como el centeno ayudan a mitigar este problema, el cual agrava enfermedades como la diabetes.

10. Regula la expresión de genes

Antes se pensaba que una enfermedad se manifestaba según la suerte en relación a tus genes. Hoy la epistemología ha demostrado que no es exactamente así, sino que el estilo de vida influye mucho en el hecho de expresar una enfermedad. Algunos estudios demuestran que comer cereales como el centeno es mejor que comer trigo en este punto también

11. Es recomendable para casi todo el mundo

El pan de centeno tiene menos gluten que el de trigo, pero tiene. Esto significa que las personas celíacas no pueden comerlo, lo cual hay que tener muy presente. Aún así y dejando a lado este tipo de problema, la verdad es que comer pan de centeno es recomendable para toda la población (a diferencia del pan blanco).

12. Tiene un buen sabor

El sabor es algo muy importante a la hora de comer. Algunas personas que nunca hayan comido pan de centeno antes pensarán que tal vez no les apetece comerlo. Igual su color marrón les hace pensar que no es sabroso, pero no es así. Ciertamente el pan blanco es más gustoso, pero vale la pena apostar por el pan de centeno ya que tiene más propiedades y beneficios.

Referencias bibliográficas

Bernat Cabrespina

Psicólogo

Bernat nació en Barcelona en 1987. Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona y máster Erasmus Mundus "Work, Organizational and Personnel Psychology (WOP-P)" por la Universitat de Barcelona y la Universidade de Coimbra en Portugal. Políglota y con formación adicional en nutrición, coaching y psicología evolucionista, tiene experiencia en psicología clínica y en recursos humanos. Actualmente es director de contenidos de MedSalud.com.