Alimentos
| por Carmen Otegui

Miel de abeja: 10 propiedades y beneficios de este alimento

No hay alimento tan dulce como la miel de abeja que aporte tantos beneficios para la salud.
Miel de abeja

La miel de abeja es un alimento que gusta a todo el mundo. Se trata de un alimento muy dulce que tiene un sabor muy agradable y cuyo consumo en muy antiguo. Los antiguos cazadores-recolectores ya recurrían a ella por ser un alimento con un alto valor nutricional.

La miel de abeja destaca por sus propiedades y beneficios para el cuerpo, así como por su aporte energético. En este artículo se explica todo lo que hay que saber acerca de este antiguo y valioso alimento.

10 propiedades y beneficios de la miel de abeja

La miel de abeja tiene muchas propiedades y beneficios. Desafortunadamente no se puede abusar mucho de ella, pues tiene muchas calorías. No obstante es muy interesante incorporar este alimento de forma moderada en la dieta.

No hay que olvidar que es un alimento que combina muy bien con otros alimentos, siendo muy adecuada para muchas preparaciones. A continuación se pueden leer todas las bondades de la miel de abeja, la cual en muchas ocasiones es una gran sustituta del azúcar.

1. Es dulce

¿A quién no le gusta el dulce?. Se han hecho estudios científicos acerca de los gustos, y evolutivamente estamos mucho más dispuestos a consumir alimentos dulces que salados, ácidos o amargos.

La explicación que da la ciencia es que los alimentos naturales dulces siempre contienen calorías. En tiempos en los que la comida no era tan abundante como ahora, nuestros ancestros tuvieron que desarrollar preferencia por los alimentos que fueran dulces. De ahí nuestra obsesión por el dulce.

2. Da vitalidad

Este alimento es ideal para tomar a primera hora de la mañana. Una cucharada de miel de abeja en una infusión de jengibre con jugo de limón es una manera excelente de empezar el día.

También puede tomarse en el desayuno, por ejemplo consumiéndola con requesón. Cualquiera de las opciones es buena, y es que la miel de abeja aporta mucha energía. Eso sí, no hay que abusar en la cantidad porque entonces se tomarían demasiadas calorías.

3. Contiene muchas sustancias fitoquímicas

La miel de abeja proviene del polen de las flores. Las abejas digieren este polen y se lo pasan de unas a otras a través de su boca, lo que acaba transformándose en este preciado alimento.

Gracias a que la materia prima se encuentra en las flores, la miel de abeja contiene muchas sustancias fitoquímicas. Estas aportan multitud de propiedades y beneficios a

4. Tiene propiedades antioxidantes y antibacterianas

Las sustancias fitoquímicas de la miel de abeja son la fuente de múltiples beneficios. En primer lugar tiene propiedades antioxidantes que permite luchar contra los radicales libres y la oxidación de los tejidos del cuerpo humanos.

Por otro lado, sus propiedades antibacterianas permiten luchar contra infecciones. Esto se debe a sustancias como el peróxido de hidrógeno o algunos flavonoides.

5. Alivia el dolor de garganta

Recurrir a la miel de abeja es una gran idea para quienes sufren dolor de garganta. Una cucharada de miel en una infusión con unas gotas de limón es perfecto para aliviar molestias en esta zona.

Parte de este beneficio de la miel de abeja se deben a sus propiedades antibacterianas. Se trata de un desinfectante natural que permite combatir faringitis, amigdalitis y otras afecciones de la garganta.

6. Es una gran alternativa al azúcar

Consumir miel de abeja es más recomendable que tomar azúcar.

La miel también aumenta mucho los niveles de azúcar en la sangre, aunque no tanto como el azúcar. Sin ser una opción ideal para personas con diabetes, sí que es mejor que el azúcar refinado.

7. Ayuda a curar heridas en la piel

La miel favorece la curación de quemaduras y diferentes tipos de heridas en la piel. Desde hace milenios la miel se ha utilizados para fines curativos, siendo ideal para prevenir la infección de heridas.

También se ha observado que es eficaz para tratar úlceras ocasionadas por hongos como los pies de atleta, psoriasis o herpes. Estos beneficios de la miel de abeja se relacionan directamente con sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias.

8. Tiene propiedades culinarias

La miel es un alimento con muchas propiedades culinarias. Se puede utilizar para preparar postres dulces en sustitución del azúcar, lo cual siempre es una alternativa más saludable.

Además puede utilizarse para endulzar cualquier tipo de infusión o batido, y además existen muchas recetas en las que se puede utilizar para enriquecer ensaladas. Una vinagreta con un poco de miel puede ser muy rica.

9. Mejora los niveles de colesterol

Se ha observado que la miel también puede mejorar los niveles de colesterol en la sangre. De hecho la miel puede reducir otros factores de riesgo relacionados con enfermedades cardíacas, como es el caso de los niveles de los triglicéridos y el riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con el corazón.

Sin embargo el colesterol HDL es tal vez el factor de riesgo que mejor puede controlar. Este tipo de colesterol desempeña un papel importante en la formación de la placa aterosclerótica. La acumulación de estas grasas en las arterias puede provocar ataques cardíacos y accidentes cardiovasculares.

10. Ayuda a bajar la tensión arterial

Otro beneficio de la miel de abeja se debe a sus propiedades para bajar la tensión arterial. Este es otro factor de riesgo importante que puede desencadenar en severas enfermedades cardíacas.

Se ha relacionado este beneficio con los compuestos antioxidantes del alimento. Es por lo tanto una buena idea incorporar miel en la dieta. Eso sí, es importante no tomar más de una cucharada al día, y solamente si no se está tomando azúcar en otros momentos del día (añadido como en el café o ya presente en productos de la industria alimentaria).

Referencias bibliográficas

Carmen Otegui

Nutricionista

Carmen nació en Madrid en 1992 y es Graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Autónoma de Madrid. Su pasión por la buena alimentación y la divulgación la ha llevado a colaborar con medios que se preocupan por la salud y el bienestar de las personas. Tiene experiencia como nutricionista en diversos hospitales y centros geriátricos. Actualmente es colaboradora de MedSalud.com.